fbpx

Historias y curiosidades de Santiago de Compostela (I)

 In Historias y curiosidades

Esta entrada del blog de La Perla del Camino, está dedicada a la ciudad más visitada de El Camino: Santiago de Compostela. Sus historias y curiosidades se remontan a la prehistoria, la cultura de los castros, la llegada de los romanos y el descubrimiento del Apóstol de Santiago, entre otros acontecimientos.

SUS MÚLTIPLES TOPÓNIMOS

Existen multitud de teorías respecto al origen del topónimo de Santiago de Compostela. Con el paso de los siglos, su topónimo se fue consolidando hasta comprender dos partes diferenciadas.

Por un lado, Santiago, cuyo origen es bastante evidente. Por el otro lado, Compostela, un término de debate aún hoy en día.

Santiago

Desde el siglo IX, cuando se halló el sepulcro del Apóstol, y hasta el siglo XI, Santiago se asociaba al nombre de Arcis Marmaricis. Esta es la transcripción latina más habitual, equiparable a “arcos marmóreos” según algunos estudiosos.

Esta terminación se correspondería con el espacio sepulcral donde yacen los restos de Santiago El Mayor. Por este motivo, de vez en cuando se utilizaba en latín Locus Sancti Iacobi, para definir “Lugar de Santiago”.

 

Villa Sancti Iacobi

Compostela

Existen diversas interpretaciones acerca de la etimología de Compostela. A medida que la población fue aumentando, el territorio limítrofe al Locus Sancti Iacobi, recibió el nombre de Compostelle o Compostella.

Sin embargo, el supuesto origen de la palabra Compostela proviene de la más extendida expresión latina Campus Stellae o “campo de estrellas”. Esta acepción todavía no demostrada, hace referencia a las estrellas fugaces que milagrosamente condujeron al obispo de Iria Flavia -Teodomiro- al lugar donde se encuentra el Apóstol enterrado.

En los textos más antiguos como el Chronicon Iriense (XI-XII), lo deriva del latín Compositum Tellus, es decir, “tierra compuesta o hermosa”. Este término se interpreta como un eufemismo asociado al cementerio. Otras hipótesis señalan a la suma del sufijo diminutivo –tella a las palabras componere, “enterrar”, o composta, “cementerio”. De este modo, el nacimiento de Compostela alude a su condición de cementerio y no al campo de estrellas de sus orígenes legendarios. Así, Santiago se relacionaba con el templo y sus alrededores, mientras que Compostela se convirtió en la denominación más utilizada para el conjunto de la ciudad durante siglos.

Finalmente, su uso acabó por desencadenar en el topónimo compuesto de “Santiago de Compostela” que conocemos a día de hoy.

SUS ORÍGENES

Como se ha mencionado anteriormente, el primer conocimiento sobre Santiago de Compostela surge en la época de los romanos. En este período se asentó un poblado romano donde actualmente se encuentra la Catedral de Santiago, identificado como la mansión romana de Assegonia o Aseconia.

Este poblado romano desapareció, aunque su necrópolis se reutilizó como cantera y permaneció hasta la llegada del Reino suevo de Galicia alrededor del siglo VII. Entonces Galicia formaba parte del Reino suevo junto con Asturias, por lo que se nombra un heredero real para gobernar.

Tras el encuentro del enterramiento del Apóstol de Santiago, la ciudad se adaptó en torno al centro de poder representado por el arzobispo de Santiago, y su representación física, la catedral. A partir de aquí, el Camino de Santiago marcó el devenir de la ciudad.

Se podría decir que la ciudad de Santiago nace a partir del descubrimiento de los restos del Apóstol -entre el 820 y el 835-, de la elevación del rango religioso de los mismos y de la creación de la Universidad.

LA CÉLEBRE CATEDRAL

La Catedral de Santiago es el lugar más conocido y visitado de Galicia, y también el anhelo de numerosos peregrinos que recorren el Camino de Santiago cada año. Se piensa que el Apóstol Santiago el Mayor, fue quien difundió el cristianismo por la Península Ibérica. Por este motivo, tras ser ejecutado, fue trasladado hasta tierras gallegas donde fue enterrado.

Cuenta la leyenda que fue un ermitaño llamado Pelayo quien encontró la tumba del Apóstol. Así, Alfonso II de Asturias decide construir una capilla, lo que hizo crecer la curiosidad para poco a poco convertirse en lugar de peregrinaje. De esta forma nace el Camino de Santiago.

El principal objetivo de esta construcción, era convertir la ciudad en un lugar de referencia en lo que a religión y arte se refiere. Igualmente, la idea era crear una iglesia dedicada al culto donde acoger el mayor número de peregrinos llegados del resto de Europa.

Catedral de Santiago de Compostela (Fachada del Obradoiro)

CURIOSIDADES QUE DEBES CONOCER

¿Sabías que antes de construirse este emblemático edificio y de surgir el peregrinaje, había una iglesia primitiva en su lugar? Fue destruida por el caudillo musulmán Almanzor, quien se llevó las puertas y las campanas a Córdoba, aunque acabarían en la Catedral de Toledo.

En 1075, se encomendó construir la catedral que hoy podemos visitar y que tardó 42 años en terminarse. Más adelante se empezó a esculpir el Pórtico de la Gloria, encomendada al maestro Mateo y sus trabajadores, que no se terminó hasta pasados 20 años.

Existe otra leyenda que asocia al Pórtico de la Gloria con el conocido queso de tetilla gallego. Al parecer, a las autoridades eclesiásticas no les agradaba el físico exuberante de la reina Esther, que provocaba la mirada pícara de la figura de Daniel. Es por esto que ordenaron reducir su pecho, y según el mito, los queseros de la zona comenzaron a moldear quesos con forma de cono en forma de protesta. Así nació el queso de tetilla gallego.

La fachada de la Catedral desde la Plaza de Obradoiro es de estilo barroco, y fue construida en el siglo XVIII para proteger el Pórtico de la Gloria. En el parteluz del Pórtico, podemos encontrar el “Santo dos croques” (Santo de los cabezados). Antiguamente, se pensaba que al darle 3 cabezazos en la frente al santo, te contagiaría de su sabiduría. Actualmente está prohibida esta práctica, debido al deterioro de la cabeza del santo.

Otro elemento característico de la Catedral es el botafumeiro, un enorme incensario de 62 kilos -100 kilos cuando está lleno- que cuelga de un péndulo. En su momento, se creía que cumplía la función de enmascarar los malos olores de los peregrinos, aunque su uso es meramente litúrgico en la actualidad.

Botafumeiro

¿Sabes qué parte de la Catedral es más antigua que la propia Catedral de Santiago? Esta es la Capilla de Santa María de la Corticela. Se trataba de un pequeño oratorio benedictino del siglo IX que se integró en la catedral al empezar su construcción. Además, es el único lugar de la Catedral donde se celebran bodas.

Otra de las tradiciones es entrar por la Puerta del Pecado y salir por la Puerta del Perdón. Dicha tradición establece que los peregrinos entren por la Puerta del Pecado para expiar sus pecados y tras participar en la Misa del Peregrino, salen por la Puerta del Perdón. También está la Puerta Santa, que solo se abre en los años jubilares como este 2021, momento perfecto para atravesarla y conseguir la absolución completa de nuestros pecados.

¿ESO ES TODO?

Ahora ya conoces algunas de las historias y curiosidades ocultas de Santiago de Compostela, ¡pero aún hay más! La próxima semana os revelaremos muchas otras inquietudes acerca de la ilustre ciudad compostelana.

Por cierto, ¡no te pierdas la magnífica vista panorámica de la ciudad desde las cubiertas de la Catedral de Santiago!

Recent Posts
0
Aviso de disponibilidad ¿Quieres ser el primero en tener una Perla del Camino? Déjanos tus datos y serás el primero en enterarte cuando estén a la venta.