fbpx

Historias y curiosidades de Finisterre

 In Historias y curiosidades

En la entrada del blog de hoy, continuamos con más historia y curiosidades sobre una parada indispensable que representa el fin del Camino de Santiago: Finis Terrae, Finisterre o Fisterra, tal y como se denomina en Galicia.

¿CONOCES SU HISTORIA?

El cabo de Finisterre se localiza en los acantilados rocosos de la costa de la provincia de A Coruña. Pero lo interesante es, ¿de dónde proviene su nombre? Pues bien, fueron los romanos quienes le concedieron su nombre al descubrirlo, ya que pensaban que se trataba del “fin de la tierra” para ellos.

De hecho, la historia de Finisterre destaca en gran medida por su importancia marítima. Este era el puerto de marineros fenicios y actualmente, sigue desarrollando la misma función como puerto pesquero.

Sin embargo, civilizaciones más antiguas ya habían dejado su huella en estas tierras místicas, consideradas por aquel entonces, como punto de encuentro divino

Posteriormente serían los celtas quienes construyeron fuertes en la montaña del cabo llamada “Monte Facho”, para llevar a cabo ofrendas y rituales a sus dioses. Más tarde, los romanos conquistaron estas tierras tras derrotar a los celtas y tras esto, tuvieron lugar los ataques de bárbaros germánicos, vándalos y alanos en España.

Como resultado, la religión cristiana dio paso a otras nuevas influencias que alterarían la historia y las formas de cultura para la región. Finalmente, después de que la iglesia católica reconquistase España, los peregrinos continuaban el camino de Santiago de Compostela hasta llegar al que para ellos era el “verdadero” final, Finisterre.

EL ISLOTE “O CENTOLO”  

Las formaciones rocosas de la costa están llenas de significado para los navegantes. Como por ejemplo, el islote el “Centolo” o “Centulo” de Fisterra, testigo de numerosos naufragios. 

Una de las muchas catástrofes fue el conocido accidente de 1996 con la “Planeta”, una gamela de siete metros de eslora con motor que navegaba próxima al islote.

Así es, un desastre en el que apareció el cadáver del único tripulante hallado; los otros tres continúan desaparecidos.

LA ÚLTIMA SEÑAL DEL CAMINO

Junto al sendero del Faro de Finisterre, encontrarás el mojón que especifica el fin del trayecto, es decir, el kilómetro cero. Aquí es donde los peregrinos aprovechan para fotografiarse, como señal de haber terminado el Camino de Santiago. 

El significado de que esté orientada hacia el océano, según entendidos, tiene que ver con la expiación del alma después de acabar el camino. Para otros viajeros, simplemente es un lugar memorable digno de inmortalizar.

LA BOTA DEL PEREGRINO

Tradicionalmente, aquellos peregrinos que llegaban a este lugar, abandonaban el calzado que utilizaban durante las distintas etapas del Camino de Santiago.

Es por esto que se colocó este monumento realizado en bronce y dedicado a los viajeros del camino. 

EL FARO DE FINISTERRE

A día de hoy, el Cabo de Finisterre es uno de los paisajes de mayor atractivo turístico. Fue construido en 1853 en Santo Uxío y diseñado por Félix Uhagón, quien ubicó su foco a 143 metros sobre el nivel del mar.

Desgraciadamente, este faro no llegó a impedir los numerosos naufragios que tuvieron lugar en esta zona caracterizada por temporales embravecidos y fondos rocosos. De ahí que se le acuñó la denominación de “Costa da Morte”. 

NO TODO SON ACANTILADOS

Próxima a este lugar, también podemos encontrar uno de los arenales más idílicos de la “Costa da Morte”, la playa de Langosteira

Se encuentra en el interior de la costa, lejos del oleaje y resguardada del viento, caracterizada por sus aguas tranquilas y cristalinas, así como la calidad de la arena. 

Como dato curioso, esta playa era uno de los lugares favoritos del escritor Camilo José Cela. También hay playas con un ambiente más peligroso con oleaje fuerte perfecto para practicar deportes náuticos, como es la playa O Rostro.

Playa O Rostro

Como podemos ver, la zona de Finisterre es un lugar directamente conectado con la naturaleza, lo que nos brinda vistas y panoramas excepcionales, como es el caso de los atardeceres y amaneceres que nos ofrece este emplazamiento

EL CASTILLO DE SAN CARLOS 

Si lo que realmente te fascina son las edificaciones antiguas, debes visitar el Castillo de San Carlos. 

Construído en el siglo XVIII, tenía el propósito de servir como fortificación para defender la costa de barcos extranjeros. 

Desde el año 2006 sirve para otros fines culturales, convirtiéndose hoy en día en el Museo de la Pesca.

CELEBRACIONES COSTERAS

También podrás disfrutar de celebraciones únicas en determinadas fechas del año, en su mayoría católicas con años de tradición, como las “Fiestas del Santo Cristo” durante la Semana Santa.  

Igualmente, encontrarás ferias gastronómicas como la “Festa do Longueirón” que se celebra desde hace 20 años en honor al Longueirón de Finisterre, un molusco únicamente originario de sus costas.

Finalmente, desde La Perla del Camino os animamos a visitar el Cabo de Finisterre y descubrir los distintos parajes que se esconden en estos acantilados. 

Y recuerda, ¡no olvides llevar tu cámara de fotos para la puesta de sol! 

 

Recent Posts
0
Aviso de disponibilidad ¿Quieres ser el primero en tener una Perla del Camino? Déjanos tus datos y serás el primero en enterarte cuando estén a la venta.